CONOCE MÁS

 
 

¿QUE ES EL CEX?

Esta iniciativa reverbera con la fuente que subyace en nuestro Ideario y que busca “que todas nuestras intenciones, acciones y operaciones sean puramente ordenadas” a la construcción de un mundo de total dignidad humana. El Padre José Sánchez Villaseñor reconocía en la misión universitaria la oportunidad magnífica para aportar al hombre y mujer contemporáneos la altura propia de su dignidad; pero veía también la necesidad de salir ¡literalmente salir! al encuentro de la realidad. Dice Sánchez Villaseñor al imaginar al universitario de esta Casa: “este intelectual no puede ser un sabio de gabinete, al margen de la vida, espectador impasible en torre de marfil, desvinculado de la comunidad.”

El Centro de Exploración y Pensamiento Crítico es un canal para cristalizar inquietudes que la Universidad ha ido sintiendo, reconociendo y expresando. En efecto, asume las principales nociones y acciones plasmadas en el ejercicio de reflexión crítica de la realidad llamado Trazando el Rumbo. Destaco que detrás de este proyecto hay muchas otras plumas inteligentes y creativas que el Rector convocó desde el inicio de su gestión, y que generosamente se han comprometido a seguir sacando a flote este que quiere ser un laboratorio social a disposición de toda unidad académica, de vinculación y de incidencia social de nuestra Universidad.

El Centro de Exploración y Pensamiento Crítico asume las intuiciones fundamentales del humanismo ignaciano, tradición en la que se inscribe la misión de nuestra Universidad. Su vocación será desplegar una imaginación social alternaque cuestione este “mundo dado” y re-encante para asumir la construcción del “mundo deseado”. La intención es crear una instancia, un recinto de la Universidad Iberoamericana que nos permita actuar y estar presentes en la Ciudad de México de una manera más directa y eficaz para promover actividades de exploración y pensamiento crítico que contribuyan a transitar del desencanto de la democracia alcanzada, a su revisión crítica y reinvención necesaria.

 

MISIóN

Superar las lecturas estructurantes de la conformidad que los discursos del sistema dominante dan al mundo creado, y desplegar narrativas de transformación.